viernes, 23 de mayo de 2008

HAY DÍAS QUE NO SON DÍAS

No sé si les pasa a todos, pero a mí esto me ocurre con cierta frecuencia y… siempre me pregunto el porqué: los demás me hacen sentirme invisible…
Ejemplo: en una fila de diez personas preguntan a todas y me saltan a mi; recuentan todas la papeletas en una votación ¡menos la mía! , El carnicero se salta mi número, en fin con un poco de imaginación podrán hacerse una idea de las miles de pequeñas cosas que pueden hacerte sentir “ninguneada”
¿A alguien le pasa esto mismo? Para mí sería un alivio saberlo ya que en ocasiones - como esta- llego a obsesionarme de una forma que no me parece sana. Me infravaloro a mí misma, Yo que siempre he sido una persona animosa y bastante “echá p´alante”
Hay días que no son días que me siento gris y pequeña y culpable de dios sabe qué… Son esos en los cuales todo gira y piensas que toda tu vida se reduce a un remolino ojos, pies y voces. Días que se alargan como si fueran meses invernales en los que las semillas dejan de crecer y el aire se vuelve espeso y negro.
Espero que pasen.
Lola Bertrand

14 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay días en los que uno se siente invisible, en efecto.
Suele ser por substancia interior. Cuando lo es por lo exterior, es que no nos merecen.
Besos.

alena dijo...

Pues sí. Mi hermano mayor y yo, hace algunos años, íbamos a tomar café después de comer o cenar, debajo de mi casa, y había días que el camarero pasaba...volvía a pasar...repasaba... y nada, que ni mirarnos; le decíamos algo y nada, y repasaba...hasta que un día mi hermano ya cansado le dice directamente: " Óye, pero ¿tú nos ves?"...
Sí que sucede a veces hija, yo pienso si será que a ratos nos "pasamos a otro plano" y claro así es dificil vernos...
Ains...

Anónimo dijo...

consuelate , Lola , que eso nos pasa a todos.
Abrazos Eva

Emil dijo...

De blog en blog.. llegue aqui.. Dejare mi huella...espero no te moleste

Bastante interesante el cuestionamiento que has expuesto, a veces estamos tan invisibles que nosotros mismos no nos damos cuenta de que existimos… por el hecho de no darte cuenta que eres invisible

Vaya pensé que solo yo me sentía así de vez en cuando...ahora se que no es algo personal jejeje…. Lo mas horrible es cuando hablas y nadie te escucha.. eso es lo que mas me molesta de mis días de invisibilidad.

-Te estaré visitando

Saludos cordiales,
Atte Emil
=Desde La Eterna Vigilia=

Anónimo dijo...

¡¡¡Lolaaaa, parece que todos somos invisibles...
Me alegro ya no soy la única.
Abrazos
Anina

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Lolilla a mí me pasa con muuuuuuuuuucha frecuencia.
Un besote

El Secretario dijo...

Hola Lola.

Pues yo he estado a punto de no ver tu comentario en nuestro blog de cocina...
: D

Es broma.

Es que llevaba unos días sin entrar, ya que no nos ponían muchos comentarios y hoy, de repente, hemos visto el tuyo.

Nos alegramos de que te guste.

Tus nietos, preciosos.

¡Ah! Nosotros tenemos una pequeña, Lucía, de la misma edad que Valentina; y una Paloma de 15 años; y un Rafa, de 12.
No sé si los habrás visto en algunas de las fotos del blog de cocina...

Un abrazo.

P.S.: está muy próxima a aparecer otra receta, puede que esta tarde.

Anónimo dijo...

Tus palbras dan que pensar...
hummm
Saludos
Juanchu

PIER BIONNIVELLS dijo...

Huy claro que no eres la única guapa!..
hay dias de estos raros. en que nadie te ve..recuerdo una vez.. que le saque la mano al autobus para que parara.. y este siguio de largo y me dejo en la parada.. con el bono de transporte en la mano.. y vengo aprovecho que el semaforo se puso en rojo.. y vuelo a cogerlo.. y el chofer igual no me veia.. no habia manera que parase ... jaja.. me queria morir..

pero son cosas que pasan, no te lo tomes a mal..
que estes bien.. abrazos.

Catalina Zentner dijo...

Intento alejar mis ojos de esas dos bellezas de nieto para leer, lo cual no me resulta fácil, cuando lo logro, me encuentro con un texto que parece haber sido escrito para mí.

Anónimo dijo...

¿ has visto , Lola?
la mayoría de los humanos tenemos las mismas sensaciones, solamente hay que exponerlas.
Muy buenas tus palabras-
Saludos
Marcus

CATI COBAS dijo...

Y, sí, Lola...a veces es así...Una pena....Cati

azpeitia dijo...

Profunda reflexión, eso suele ocurrirnos a más de uno....de repente todas las cosas torcidas se acumulan en un punto y de golpe...después vendrán momentos de cierta bonanza...aunque si mirás hacia atras siempre encontrarás gente que se lleva todas las bofetadas...enhorabuena por tu blog azpeitia

Siluz dijo...

Lo mejor de compartir estas sensaciones, es darnos cuenta que no estamos solos en el mundo de los invisibles. Gracias, Lola.. somos muchos...